¿Necesitamos este drama?

Veröffentlicht von Denis Domínguez am

El porqué quizás necesites más drama en tu vida.

La mayoría de nosotros sólo queremos paz en nuestras vidas. Sin mucho esfuerzo alcanzar las cosas más hermosas de este mundo. Como por ejemplo: Tener un sixpack como abdomen con solo mirar la TV. Esta es sin dudas la razón por la cual esas píldoras milagrosas – que te prometen un cuerpo hermoso en las publicidades diarias – encuentran tantos clientes.

Sin embargo, a veces me pregunto qué habría sido de este mundo si todos fuéramos personas razonables. Y con la palabra razonable no me refiero a ir a la iglesia los domingos y volver a casa hablando de la ropa que tenía puesta el vecino y que si el color de los zapatos no pegaba con la cartera. No, no. Con la palabra razonable quiero decir: comportarse correctamente. Ser demasiado empático, superamables con otras personas. Leerles a todos los deseos de los labios o servirles incondicionalmente desde el anonimato.

No tener ningún problema, así de simple… de un día para otro. Creo que todos nos sentaríamos en una montaña, nos tomaríamos de las manos y cantaríamos “Kumbaya, mi Señor” bien alto.

Analicemos todo brevemente por un segundo: Si todo estuviera en orden y cada uno de nosotros tuviese todo lo que su corazón desea, acontecería lo siguiente: De repente estarían las calles muy tranquilas, silenciosas, casi perfectas, bastante inapropiado para el mundo de hoy.

Porque no habría nada más que inventar o algo que nos diera inspiración. Todo ya estuviese hecho. La perfección de nuestra existencia. Nada de peleas, riñas o competencias. Todo, arreglado.

No tuviesemos crisis matrimoniales, ya que le diríamos las verdades en la cara a nuestra pareja, cuando las cosas no nos gustan o la relación se haya ido a la mierda con el paso de los años.

En conclusión

Sería algo muuuuuuy aburrido. Nadie intentaría luchar por nada. Yo estoy seguro que nosotros necesitamos este drama diario en nuestras vidas. Solo hace falta ver los programas televisivos sobre todo a las 8 de la noche: En las noticias, la radio o en la internet. No importa a donde miremos, sólo vemos dramas, problemas o malas intenciones entre los humanos en cualquier rincón que llegue nuestro ojo o el ratón del ordenador. Es como una droga diaria que todos persiguen constatemente. Y lo más triste es que nos estamos volviendo cada día más adictos a ella.

Traducción realizada con el traductor www.DeepL.com/Translator

Kategorien: Reflexiones

Kommentar verfassen